Show

"QUE ME DIGAS GORITO"

El emotivo mensaje de Darío Barassi a su mamá, tras su fallecimiento


Hace tan sólo semanas, el conductor confirmó que estaba acompañando a su mamá, quien atravesaba una difícil enfermedad: cáncer de páncreas. Ayer, dio a conocer en sus redes que finalmente murió después de una larga lucha y dejó un mensaje con las cosas que iba a extrañar de ella.

En el marco del balotaje, publicó un mensaje emotivo dedicado a su mamá: El país hoy está en una, pero lamentablemente yo estoy en otra. Finalmente pasó. Ese último suspiro, ese último beso, caricia, abrazo llegó. Duele, alivia y vuelve a doler«. «Te nos fuiste viejita, ahí estábamos los 3 de siempre y el pilar de mujer que tengo al lado desplomados en un abrazo eterno sobre tu cuerpo», expresó. 

Ver también: La emotiva publicación de Darío Barassi junto a su mamá ya que reveló que sufre una enfermedad

Y continuó: «Anoche cuando volví a casa obviamente no podía dormirme, escuchaba esas últimas respiraciones exigidas tuyas mientras miraba por la ventana la única estrella que había en el cielo, y me puse a hacer la lista de lo que voy a extrañar de vos. Spoiler alert mucha cuestión gastro. A saber … « y empezó a enumerar: «Víttel tone y su raspadita, ensalada criolla, bizcochuelo de limón y la raspadita del glaseado. Lo mal que cantas, sobre todo en misa que lo hacías con tanta pasión y sordera. Hacerte trampa a las cartas. Que me digas que no soy tu preferido. Que me digas Gorito.

La lista sigue: «Lo buena puteadora que sos, ese imbécil era la gloria. Tus jardines. El olor de tus casas. Tu perfume. Tus cambios de looks. Tu ironía. Tus brazos con salero. Tu bronceado desde septiembre. Tus frascos con galletas. Tus álbumes de fotos. Tus camas gigantes y llenas de almohadones. Tus cremas para codos. Tus manos. Tu risa. Tu cara de ojete cdo te bardeaba. La alegría cdo estabas con mis hijas. Tus ronquidos. Tu tupper de fiambres. Tu monedero con mil billetes. Tu pronunciación en inglés. Tu cariño a mis amigos. El cariño de mis amigos con vos. Tu complicidad e incondicionalidad. Tu locura y defectos. Tus ganas de pelearla siempre. Tus derrotas, así te levantábamos».

«Mil cosas más pero tengo q dormir xq mañana es tu sepelio y tengo q contarle a las enanas lo q pasó ( así estaba en la nota q hice). Básicamente voy a extrañar tenerte, vieja linda. La concha de la lora. Hasta siempre viejita mía. Sigo escuchando esa respiración, ya no tan exigida, sino más placentera. Bon voyage. El gorito», concluyó.

Comentarios